martes, 29 de septiembre de 2009


© domarbel. 2009


Por el hueco desnudado de tu olor a presencia

se me escapan los violines

se me escapan las letras enlatadas

se me escapa la nada ausente


Atrapo la voz de oro

la sumerjo en mi regazo

y desde la esquina de mi bolsillo alquilado

destapo la rosa inconfesable




3 comentarios:

Jin dijo...

los dos últimos versos son una maravilla en si, Ana. la imagen me gusta también mucho, esa vida interrumpida y vuelta a dar, como un fruto desvelado..

Anónimo dijo...

Anita, cómo escribes¡¡¡... que profundidad en cada palabra, en cada frase, en cada párrafo... nos deleitas.
Eternolugar.

kitxu dijo...

Son exquisitos los poemas, no savia que se escondía tanta belleza detrás de tu ser kitxu

https://kitxu.wordpress.com


“ ser artista es creer en la VIDA “ Henry Moore