martes, 2 de junio de 2009


© domarbel. 2009

Mirando a través del agujero 
descubro que no soy la cueva,
ni el repiqueteo oculto del oido ausente, 
ni el silencio ensordecedor del fondo de la charca

sólo la mota de polvo
que atravesada por el haz de luz
sigue delirando por el éter insomne






4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantan!! precioso todo, el poema y la imagen...en aquellos huecos donde se oculta la nada que no es nada.
Ya estabas tardando, Besos!!

Francisca

Jin dijo...

ojo de reptil, hocico de primavera...

virgi dijo...

Fotos y palabras son una sola cosa: un delicado sabor que entra rápido y profundo.

Anónimo dijo...

Delicados y profundos son tus poemas sonoros y visuales.
¿cuando me visitarás? Tonia