domingo, 5 de octubre de 2008


© domarbel. 2008

"Sentado delante del fuego, él bebe aguardiente, pero, antes de probarlo, remoja un dedo en su cuenco y lo agita por encima de las brasas que se ponen a silbar despidiendo un humo azulado.
En ese instante, me doy cuenta, de que existo realmente.

"La montaña del alma. Gao Xingjian"

2 comentarios:

Jin dijo...

esta frase me gusta. no sé si has leído el libro y, en este caso, te envidio. Gao Xingjian es un autor que me queda por descubrir.

me gusta la luz plateada de tu foto, puro mercurio!

Ana dijo...

Querida Jin, ese libro "la montaña del alma" de Xingjian es magnífico. Todo un descubrimiento por su forma de ver la realidad, por sus reflexiones, me encantó. Besitos