jueves, 30 de septiembre de 2010

© domarbel. 2010


Si esto sólo fuera el ensayo
y la luz el verdadero mundo escondido
la voluntad que quiere temblar
todos los temblores habitados
en el regazo de tu cordura




4 comentarios:

Jin dijo...

me gusta mucho este poema, Ana. lo siento lleno de verdades difíciles y de búsqueda..
un besote

YA ERA HORA dijo...

Mari que bonita tu foto, yo de mayor solo quiero mirar el mar!!!

Mara dijo...

Todavía se tienen que marchar las nubes para dar paso al esplendor del sol. ¿Qué hay debajo de ese mar? ¿Qué hay más allá de las nubes?

Mara dijo...

El amor es el verdadero mundo escondido. El otro. El ansia del pálpito de otro temblor. La luz del amor, que ilumina nuestra profunda soledad...