jueves, 28 de agosto de 2008




© domarbel 2008



3 comentarios:

Jin dijo...

me gusta este poema por su forma tan ligera, como de corrillo de niños, aunque el fondo tendrá sus migas, verdad Ana?

y la foto acompaña muy bien este tipo de cancioncilla: la piedra con su boina, el camino un poco díscolo...

me encanta el conjunto, muy marchoso!

Anónimo dijo...

Ana, ¿a dónde se fue el poemita?

Me gusta el caminillo que se adivina junto a la piedra.
Si uno señala suavemente una dirección, una línea, una propuesta a seguir o no. La otra,la piedra, es un punto de partida, la referencia, la brújula de la misma tierra.

Francisca M (búscame así en Face)

Jin dijo...

eso... ¡¿Dónde se fue el poema?!